Explora el mundo

El blog de IntercambioCasas está lleno de ideas, historias y consejos prácticos para tu próximo intercambio de casa.

Por qué a traductores y otros nómadas digitales les encanta IntercambioCasas

“Por su interés en diferentes idiomas y culturas, los traductores somos unos trotamundos”, nos señala rápidamente Emmanuelle, miembro de IntercambioCasas.com y traductora profesional. Emmanuelle y su familia han descubierto su fórmula perfecta: reservan vuelos por adelantado y viven largas estancias de viaje, disfrutando de la libertad que les da trabajar como freelance.

La posibilidad de establecer su oficina en cualquier lugar tan solo con un portátil y una conexión a Internet, hace que para un traductor, el hecho de poder sumergirse por completo en el idioma que elija, le suponga un gran enriquecimiento personal al mismo tiempo que beneficios profesionales.

Así, enriquecer y ampliar sus capacidades y habilidades lingüísticas mientras disfruta de esta inmersión total, es precisamente una de las grandes ventajas que nuestros miembros traductores han descubierto.

Blanca

Blanca y su familia

“Tras tener a nuestro hijos teníamos claro que el formato de nuestros viajes debía ser distinto, así que acordamos nuestro primer intercambio de casas. Fueron dos semanas en Londres, y funcionaron tan bien, que empalmamos con otro intercambio en Cambridge, donde yo había estudiado años atrás. Allí nos reencontramos con antiguos compañeros y sus hijos, y los niños empezaron a hablar inglés espontáneamente por primera vez. Además, ellos tienen muy claro que prestan sus habitaciones y sus juguetes a otros niños, y no les importa. Aprenden a compartir sus cosas y a respetar las de los demás. Saben que si van a otra casa, deben tratarlo todo incluso mejor que si fuese suyo. Viajando conocen otras culturas, prueban nuevas comidas, entran en contacto con diferentes lenguas y ven cómo viven los niños en otras partes del mundo. En definitiva, aprenden una serie de valores que para nosotros son fundamentales.”

Blanca (Platja d’Aro, Girona).


Olatz

La verdad es que HomeExchange nos ha brindado una oportunidad inigualable de viajar en familia. Hemos conocido muchas familias con perfiles muy similares al nuestro, lo cual nos ha incitado de forma inevitable a juntarnos a charlar con ellas largo y tendido sobre nuestros hijos, cultura, educación y lo mejor de todo, a practicar esos idiomas que tanto nos cuesta practicar en el día a día.

Es realmente interesante viajar y estar en contacto con personas locales del lugar de destino. En un momento traspasas todos tus intereses personales y sobre el lugar que quieres conocer. Los Homeexchangers siempre dan todo lo que pueden por ayudarte. En nuestro caso particular siempre nos hemos juntado de casualidad o no, con personas de nuestro mismo contexto familiar y profesional. Y eso para nosotros ha supuesto entender muchas cosas de nuestro propio entorno. ” 

Oscar y Olatz (Getxo, Bizkaia).


José y Meaghan

José y Meaghan en Islandia

“El intercambio de casas para nosotros ha sido la evolución lógica, de ser jóvenes mochileros que viajaban por el mundo a convertirnos en padres de familia que no renuncian a viajar y mostrar el mundo a sus hijos a la vez que continúan con su actividad laboral habitual. Una parte de nuestro trabajo como diseñadora (Meaghan) y traductor (Jose) la realizamos desde casa, lo que implica que, para nosotros, el intercambio de casas es también un “intercambio de oficina”. Además del estímulo sensorial y espiritual de que significa viajar, en nuestro caso el intercambio de casas implica además seguir con nuestro desarrollo profesional a través del aprendizaje de los idiomas, el conocimiento de nuevas culturas y la búsqueda de vías alternativas de inspiración. ¡Nos encanta!”

José y Meaghan (Carboneras, Almeria).


Lola en los Pirineos Franceses

Lola, disfrutando en los Pirineos Franceses

Con HomeExchange, podemos formar parte, por un tiempo, de una cultura distinta de la nuestra. Esto implica experimentar otro idioma, cocina y otros aspectos que a veces no experimentamos plenamente cuando viajamos de manera tradicional. Una estancia en un hotel te deja muchas veces en una zona relegada al turismo convencional, donde los lugares de interés están preparados para recibirnos con sus carteles y folletos escritos en el idioma puente (inglés) y pocos ejemplos de la cultura auténtica y/o idioma del lugar de destino. Como profesional del sector de traducción y enseñanza de idiomas y miembro de HomeExchange, veo que el mero hecho de quedarte en una casa de un lugareño ya te emplaza en otro lugar – un lugar donde todo es de la cultura extranjera. Sin duda, para mí esta es la mejor manera de viajar porque supone una oportunidad de sumergirse en la vida del nativo del país de destino. Esta nueva manera de viajar no sólo te permite acercarte a la cultura del país que visitas desde otra perspectiva, sino que te brinda la posibilidad incluso de aprender y experimentar su idioma de otra forma.”

Toni y Lola (Rascanya, Valencia).

foto por Steven Zwerink, cc via flickr

LEAVE A COMMENT