Explora el mundo

El blog de IntercambioCasas está lleno de ideas, historias y consejos prácticos para tu próximo intercambio de casa.

La economía de la comida compartida es un billete para un auténtico viaje culinario

Presentación de 7 populares redes de comidas compartidas y su funcionamiento

Para los viajeros experimentados, el sistema cooperativo que permite compartir comidas es una forma de inmersión cultural. Ahora se pueden visitar destinos en el mundo entero y comer en casa de habitantes locales a los que no se conoce. La experiencia culinaria se disfruta plenamente sin necesidad de tener un amigo en cada ciudad.

¿Qué es la economía compartida?

La economía compartida o sharing economy se está difundiendo a la velocidad de la luz. Empresas como Uber, Lyft o IntercambioCasas ya proporcionan alojamiento y medios de transporte, y la gastronomía no ha tardado mucho en unirse al nuevo sistema económico. Los objetivos de la economía compartida son tanto sociales como fiscales y muchas de las empresas se han centrado, más allá de la innovación técnica, en el ámbito social mundializado. La combinación de factores como la crisis mundial, la protección del medio ambiente y la interacción social mediante las redes sociales han dado lugar a un conjunto elaborado de servicios y bienes compartidos.

¿Y qué es la economía de la comida compartida?

Muchos viajeros disfrutan de estos nuevos programas que reúnen a un grupo de gente en torno a una comida casera porque les permite probar una cocina local sin gastarse el precio desorbitado exigido en la mayoría de las zonas turísticas. Los que viajan a menudo saben que es fácil caer en la trampa de restaurantes idealmente situados pero muy caros, al acecho de los turistas. Disfrutar de una experiencia culinaria única en cada ciudad resulta una forma cara de ver el mundo.

Las comidas compartidas convienen perfectamente a los que disfrutan -o no- cocinando en casa pero que en cualquier caso quieren compartir una sabrosa comida casera con los propios habitantes del lugar visitado.

La lista siguiente incluye siete de las redes más populares de comidas compartidas. Inicialmente reunían a unos cuantos desconocidos comiendo juntos en torno a una animada charla y se han convertido, en algunos casos, en animadas reuniones gastronómicas para grupos más grandes de personas con una conciencia social desarrollada.

1. Meetsies

Meetsies, portal para organizar comidas o cenas, se puede utilizar también para reunir a grupos grandes en torno a la comida y la socialización. El concepto anima a cocineros principiantes a compartir sus talentos con personas a las que no conocen, pero que tienen el mismo interés por la exploración culinaria. Comparada con otros programas de comida compartida, esta web está más bien enfocada en la creación de eventos para la interacción social, con la gastronomía como hilo conductor.

2. EatWith

EatWith pone en contacto a viajeros que buscan comidas locales con los anfitriones que la preparan. Se centra en compartir la cultura y la comida con viajeros internacionales que desean algo diferente de la experiencia habitual de un restaurante. Cenar en la casa de un habitante de la ciudad visitada y disfrutar de una comida basada en la cultura local añade un elemento de autenticidad a los viajes por el mundo.

3. Feastly

Feastly ha nacido del deseo de compartir experiencias culinarias únicas y variadas con viajeros y residentes en ciudades del mundo entero. Su filosofía partió de la idea de que los restaurantes han perdido personalidad y se han convertido en entornos impersonales y rígidos que carecen de autenticidad. En Feastly, los chefs tienen la posibilidad de preparar sabrosas comidas para viajeros gastrónomos que buscan experimentar una vivencia completa a partir de un plato.

4. Cookapp

La red de Cookapp fue creada con el objetivo de organizar buenas comidas para compartir con buenos amigos. El concepto es muy sencillo pero subraya el placer añadido que representa el hecho de disponer de un chef para guiarnos el tiempo de un viaje culinario bien diseñado. La empresa estima que la comida y la experiencia de comérsela son igual de importantes, lo que explica que la cena en un restaurante esté perdiendo atractivo.

5. MealSharing

MealSharing empezó en Camboya hace unos años. La primera comida compartida surgió espontáneamente y contribuyó ampliamente a la definición de su futura misión. Brinda a la gente la posibilidad de crear una comunidad en cualquier parte del mundo. Sean visitantes o residentes los que vienen a cenar, la filosofía de este grupo es que nunca estás lejos de una comida casera.

6. VizEat

La esencia de VizEat se basa en la cordialidad compartida. La empresa ofrece a los gastrónomos la posibilidad de disfrutar de momentos de amistad, hospitalidad y, más importante aún, de fabulosa comida. Su plantilla de chefs incluye un amplio abanico de personas con talento, ya sean cocineros confirmados o principiantes. Ofrecen a los viajeros una forma única de descubrir la gente y la cocina de una cultura.

7. Suppershare

Suppershare es una reminiscencia de las populares reuniones sociales del siglo XIX y principios del XX, en las que se trataba de entablar nuevas amistades al mismo tiempo que se charlaba sobre temas de actualidad y se compartían bebidas y comida. Suppershare ha alcanzado estos objetivos: ofrece a los viajeros y a los habitantes locales una experiencia que abre la mente y llena el estómago.

Esta lista de siete portales apenas araña la superficie de las propuestas disponibles para los que desean aventurarse a probar gastronomía local en todo el mundo. Cada empresa contribuye con una perspectiva diferente del género.

Con tantas posibilidades entre las que elegir, los que estamos interesados en organizar una comida en casa o compartirla con gente nueva disponemos de increíbles posibilidades. El fenómeno de la economía compartida está cambiando el significado del concepto de cena ligera para una generación de viajeros.

 

1 Comment

LEAVE A COMMENT